Beneficios del ácido fólico

El ácido fólico, también llamado Folato o Vitamina B9, cobra especial importancia en la fase de desarrollo embrionario puesto que es beneficioso para el desarrollo celular y de los tejidos, ayudando a prevenir algunas malformaciones que ocurren durante una etapa temprana del desarrollo embrionario.

Foto: Teresa Rodríguez

Sin embargo, según un estudio en el que ha participado la Universidad Complutense de Madrid, en España los niveles de ácido fólico son mucho más bajos de lo que deberían. Tan solo el 3% de las mujeres españolas y el 6,6% de los hombres consumen una cantidad adecuada de ácido fólico.

El ácido fólico se encuentra de manera natural en algunos alimentos como las verduras de hojas verdes, las legumbres (habichuelas, alubias, judías), y algunas frutas. Sin embargo, estos alimentos aportan pequeñas cantidades que pueden verse afectadas por la forma de cocinarlos, por lo que antes de iniciar la búsqueda del embarazo se recomienda incorporar un suplemento vitamínico de ácido fólico para asegurarnos de alcanzar la dosis diaria recomendada.

Concretamente, los expertos aconsejan iniciar la toma del ácido fólico, al menos, tres meses antes del embarazo puesto que podría reducir el riesgo de desarrollar defectos en el tubo neutral. Estos defectos suelen desarrollarse antes de que la mujer sea consciente del embarazo, lo que explica la importancia de incorporar el consumo de folatos en el período previo a la concepción. Este tipo de malformaciones son defectos congénitos graves que afectan al bebé a nivel cerebral (anencefalia) y a nivel de la columna vertebral y de la médula espinal (espina bífida).
Por ello, desde Inebir recomendamos a todas nuestras pacientes que incorporen a su dieta un suplemento de ácido fólico antes de iniciar la búsqueda del embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *