Ginecólogos y embriólogos trabajando juntos en cada caso.

En Inebir, el modelo de trabajo es totalmente diferente. El objetivo, obtener las más altas tasas de éxito incluso con los casos más complicados. Con este propósito, todo el equipo de Inebir ha sido seleccionado y preparado especialmente para trabajar bajo este modelo.

En Inebir, cada paciente es tratada de forma totalmente personalizada. No hay dos casos iguales. Por este motivo, ginecólogos y embriólogos trabajan conjuntamente en cada caso para profundizar y encontrar la mejor solución. Este trabajo conjunto entre ambos departamentos supone un replanteamiento absoluto de los métodos tradicionales de otros centro. Para Inebir supone más esfuerzo en cada caso, pero permite abordar el problema desde diferentes perspectivas, aumentando las posibilidades de éxito.

Un laboratorio diseñado especialmente para una nueva forma de trabajar.

El laboratorio de Inebir ha sido diseñado y construido siguiendo estrictas directrices. El resultado es un espacio de trabajo con los últimos avances tecnológicos en el campo de la fecundación, donde un equipo de embriólogos altamente cualificado sigue un exhaustivo método de trabajo. El objetivo de esta importante inversión técnica y humana es conseguir una perfecta integración del laboratorio con la labor de los ginecólogos y alcanzar así los más altos niveles de calidad.

El laboratorio consta de tres secciones perfectamente integrada entre sí:

  1. Laboratorio de Andrología
  2. Laboratorio de Embriología
  3. Laboratorio de Criobiología

Actualizado en mayo de 2017