Conoce a la Dra. María de Gracia León Palacios

Hoy os presentamos a la Dra. María de Gracia León Palacios, responsable de la Unidad de Psicología de Inebir.

María de Gracia es Psicóloga Especialista en Psicología Clínica vía PIR. Estos cuatro años de formación práctica en las distintas Unidades de Salud Mental del Hospital Virgen del Rocío, la capacitan para diagnosticar y evaluar trastornos mentales, diseñar y aplicar programas de intervención, realizar actividades de asesoramiento, interconsulta y enlace con otros profesionales y manejar situaciones de urgencias.

Tiene una amplia experiencia en la evaluación, diagnóstico y tratamiento de adultos, adolescentes y niños.

Es experta en el tratamiento de diversas alteraciones emocionales como: trastornos de ansiedad, depresiones, procesos de duelo o pérdidas, obsesiones, trastornos alimentarios o trastornos de conducta infantiles.

Dentro del ámbito sanitario ¿por qué decidiste especializarte en Reproducción Asistida?

Dentro de la Psicología, la Psicología de la Reproducción es un campo de actuación muy novedoso que me generaba mucho interés por tener la posibilidad de prevenir y realizar tratamientos psicológicos en un contexto hospitalario y trabajar en un equipo multidisciplinar, desde el que podemos dar una respuesta más integral a los problemas de fertilidad.
Además, es una rama de la psicología unida al ámbito perinatal, desde el que se estudian los cambios emocionales que se producen durante el proceso de maternidad, desde la preconcepción hasta la vinculación con el bebé y la crianza, aspectos que han entusiasmado desde el inicio de mi práctica profesional.

Desde tu experiencia como experta en Reproducción Asistida, ¿cuáles son las alteraciones emocionales más frecuentes en estos pacientes?
Es frecuente la aparición de emociones como la frustración, impotencia, rabia, tristeza…que pueden desembocar en estados de ánimo depresivos y ansiosos, con pérdida de interés, y de la capacidad para disfrutar. Además, tanto en mujeres como en hombres, suele haber una disminución de la autoestima y sentimientos de culpa.

¿Cuál es la característica principal en el tratamiento de este tipo de pacientes?

El tratamiento va a depender mucho de la valoración inicial y del análisis que se realice, por lo tanto se trata de tratamientos personalizados en función de la problemática que se detecte.

Sabemos que la mayoría de los pacientes que acuden a nuestro Centro están sometidos a una gran presión; tras un período de constantes desilusiones buscando el embarazo sin éxito, deciden ponerse en nuestras manos para que estudiemos su caso, enfrentándose a un diagnóstico de infertilidad ¿Cómo suele afectar este proceso a la pareja? ¿Afecta a otros ámbitos de su vida?
Las dificultades para conseguir un embarazo deseado afecta a distintos niveles: personal, de pareja, social y laboral. A nivel personal, como señalaba anteriormente, es frecuente la aparición de alteraciones en el estado de ánimo y la ansiedad. A nivel de pareja, pueden aparecer dificultades de comunicación, aumento de las discusiones, retraimiento y disminución de la capacidad de resolver problemas. También alteraciones en el deseo o el placer en la relaciones sexuales relacionadas con orientar estas actividades exclusivamente a la procreación.
A nivel social, afecta por ser aún un tema del que no se habla abiertamente en la sociedad. Las personas con problemas de fertilidad suelen ocultarlo por percibir una falta de compresión de las personas de entorno. Es frecuente la disminución del contacto con los demás para evitar preguntar incómodas y sentirse presionados con los comentarios. También es habitual la evitación de encuentros sociales en los que acuden bebes o mujeres embarazadas.
Finalmente, es común la presencia de dificultades para concentrarse y para mantener la atención. Esto afecta en el desempeño laboral, a lo que se une el estrés generado por tener que justificar las ausencias en el trabajo para acudir a las citas programadas para el tratamiento.

El 92% de nuestros pacientes vienen de otros centros después de, al menos, dos intentos fallidos. ¿Qué consejos les darías a estos pacientes para afrontar esta nueva etapa?
Tras experiencias previas anteriores fallidas, es fundamental analizar todas las dudas que le hayan surgido durante el camino que llevan recorrido para disminuir el grado de incertidumbre. En momentos iniciales preguntar y resolver las dudas con el equipo médico es esencial y desarrollar una relación de confianza con las personas que van a atenderle en este nuevo proceso.
También es necesario el cuidado emocional, sobre todo en las personas que traen un cúmulo de pérdidas y duelos en sus historias, como son los casos de abortos de repetición.

En nuestro trabajo diario observamos como siguen existiendo muchos tabúes con respecto al hecho de acudir a la consulta de un psicólogo. ¿Qué le dirías a las personas que están pasando por un momento duro y valoran la idea de pedir apoyo psicológico pero no se atreven a dar el paso?
Los trastornos mentales son todavía desconocidos para la sociedad. La ansiedad y la depresión, son muy comunes y se estima que una de cada cuatro personas padece alguna enfermedad mental a lo largo de su vida. Sin embargo, acudir a un profesional de la Psicología es con frecuencia un tema tabú debido principalmente a mitos e ideas erróneas acerca de los trastornos mentales.
En ocasiones, es necesario contar con ayuda de un profesional, sobre todo cuando aparecen sensaciones desagradables o se viven situaciones que desbordan hasta el punto de sentirse que no se tienen suficientes recursos personales para afrontarlas. A las personas que se sientan desbordadas les animaría a pedir ayuda de un profesional y no esperar a que pase el tiempo, que a veces puede llevar a una cronificación del problema.
Es importante conocer que el ámbito de la Psicología Clínica se ha desarrollado mucho en los últimos años y contamos con tratamientos psicológicos probados para mejorar la calidad de vida de las personas y facilitar la recuperación para que el malestar no interfiera en las actividades diarias, y las personas puedan reanudar sus actividades personales, sociales y profesionales.

En nuestra Unidad de Psicología realizamos tratamientos específicos en problemas reproductivos o de fertilidad, abortos, disfunciones sexuales y dolor crónico. Ofrecemos terapia individual, de pareja y familiar, y realizamos terapias de grupo.
Garantizamos el respeto a la confidencialidad, y un entorno seguro y tranquilo.
La primera consulta es totalmente gratuita para los pacientes de Inebir. Si crees que podemos ayudarte, no dudes en consultarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *