Donación de óvulos, principales dudas de las receptoras

La ovodonación es un proceso de reproducción asistida en el que son utilizados óvulos procedentes de un riguroso programa de donación, que serán fecundados bien por el semen de la pareja, o bien por semen de un donante, en caso de ser necesario.
Este tratamiento está recomendado para aquellas pacientes cuyo problema de fertilidad está derivado principalmente de un factor ovocitario, bien sea porque sus ovarios no sean capaces de producir suficientes óvulos o bien porque la calidad de los mismos no sea óptima. También es recomendado para algunas pacientes que padezcan o transmitan alguna enfermedad de origen genético que no pueda ser detectada por las técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantacional.

Foto: Sharon & Nikki McCutcheon

Foto: Sharon & Nikki McCutcheo

Cuando una mujer o una pareja es informada de que debe someterse a un tratamiento de ovodonación para cumplir su sueño, suelen aparecer miedos y preocupaciones. Principalmente las receptoras de ovocitos se muestran preocupadas por el parecido físico y la herencia de enfermedades de las donantes. En este sentido, desde Inebir queremos resaltar que todas las donantes se someten a un estricto proceso de selección en el que nos aseguramos de que están en perfectas condiciones de salud. Todas las chicas que muestran su deseo de ser donante son sometidas a una entrevista informativa dónde se les informa de sus derechos y deberes como donantes.
Posteriormente, son citadas con nuestra Unidad de Psicología que les realiza un completo estudio psicológico para evaluar el estado de salud mental.

Las donantes que son consideradas aptas son derivadas a consulta de ginecología. El doctor o doctora las entrevista para confirmar la ausencia de enfermedades genéticas en los antecedentes personales o familiares y les realiza varias pruebas para confirmar el correcto funcionamiento ovárico, la ausencia de enfermedades infecciosas y problemas genéticos.
Estas pruebas suelen consistir en:
— Análisis sanguíneos:
• Serologías (hepatitis B y C, VIH y sífilis, rubéola).
• Determinación del grupo sanguíneo.
• Realización de un cariotipo para descartar anomalías cromosómicas.
• Análisis genético para descartar portadoras de fibrosis quística y el
ectroforesis de hemoglobinas para descartar algunas anemias hereditarias.
— Exámenes ginecológicos:
• Citología
• Cultivos cervicales
• Ecografía ginecológica.
— Exploración y pruebas genéticas complementarias adicionales en casos especiales.

Una vez que se reciben todos los resultados, el equipo de enfermería se reunirá con las donantes seleccionadas para explicarles los distintos pasos del tratamiento.
Además, la selección de una donante para una determinada receptora se realiza en función del grupo sanguíneo y de las características fenotípicas: raza, altura, color y forma del cabello, color de ojos y tono de piel.

La donación de óvulos es un acto voluntario, solidario y altruista que permite que muchas parejas con problemas de fertilidad o enfermedades hereditarias puedan conseguir el sueño de ser padres. Según aconseja la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, las donantes reciben una compensación económica por la dedicación y el tiempo necesario que se precisa para completar la donación.

Si quieres tener más información sobre tratamientos o si quieres ser donante, puedes llamar al 954 302 683 o pedir una cita mediante el formulario de nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *