Enemigos de la fertilidad

¿Cuáles son los agentes externos que afectan directamente a la fertilidad? Una de las recomendaciones más habituales que nuestros doctores realizan tras una primera consulta de reproducción asistida en Inebir es el abandono de hábitos que afectan negativamente a la fertilidad como el alcohol y el tabaco, además de la realización de una dieta saludable y la práctica habitual de ejercicio para bajar de peso.

¿Cómo afecta el tabaco?

España es el noveno país de la Unión Europea con mayor porcentaje de fumadores.
En el caso de las mujeres, prácticamente todos los estudios coinciden en señalar que fumar tiene un impacto adverso sobre la fertilidad. Comparando a mujeres fumadoras y no fumadoras, se observa que la tasa de infertilidad y el tiempo para concebir es mayor en las mujeres fumadoras. Fumar parece acelerar la pérdida de óvulos y la función reproductiva, y puede adelantar en varios años el momento de la menopausia.

Foto: Strungouted

Foto: Strungouted http://ow.ly/9T1L30690LJ

En los hombres, los estudios observan un número menos de espermatozoides, menor movilidad y mayores anomalías en la forma y función de los espermatozoides. Aunque los efectos del tabaco en la fertilidad masculina son más difíciles de discernir, los efectos nocivos del humo pasivo en la fertilidad de las parejas femeninas y las pruebas de que el tabaquismo afecta negativamente la calidad del esperma sugieren que el tabaquismo en los hombres debe ser considerado como un factor de riesgo de infertilidad.

El tabaquismo activo de cualquiera de los miembros de la pareja tiene efectos adversos, y el impacto de la exposición pasiva al humo del cigarrillo es sólo ligeramente inferior al del tabaquismo activo.

¿Cómo afecta el alcohol?
Cada vez conocemos más estudios que establecen una relación entre fertilidad y consumo de alcohol tanto en hombres como en mujeres. Según diferentes estudios, el consumo considerable de alcohol puede incidir en un menor número de espermatozoides, de testosterona y en aumento de estrógenos. En las mujeres, beber alcohol puede provocar ciclos menstruales irregulares y periodos anovulatorios.

¿Cómo afecta el peso a la fertilidad?
Tanto en hombres como en mujeres, un peso fuera del rango saludable puede afectar negativamente a la fertilidad.
En las mujeres, un peso por encima o por debajo de lo normal, puede causar pausas o cambios en los ciclos menstruales, problemas con la ovulación o ciclos menstruales irregulares que pueden derivar en infertilidad femenina. El aumento de peso para un IMC dentro de un rango saludable volverá a regular la menstruación en la mayoría de las mujeres.
En los hombres, la alteración del peso puede provocar un deterioro de la producción de esperma e infertilidad masculina.

En este sentido, el equipo médico de Inebir anima a todos sus pacientes a corregir sus malos hábitos antes de iniciar un tratamiento de fertilidad. Aunque la disminución de la reserva ovárica no es reversible, parte de los efectos negativos que provocan estos agentes externos sobre la capacidad reproductiva pueden disminuir si se abandona el consumo de tabaco y alcohol durante un tiempo prolongado y se consigue estabilizar el peso dentro de un rango saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *