La hormona antimülleriana

La hormona antimülleriana (AMH) es una sustancia que segregan los folículos ováricos y que podemos medir de una forma muy sencilla mediante un análisis de sangre. En los últimos años, el análisis de esta hormona está tomando especial relevancia en los tratamientos de reproducción asistida ya que esta sustancia actúa como marcador biológico de la reserva ovárica de la mujer en dos sentidos: por un lado, nos proporciona información de la cantidad de folículos ováricos disponibles en la mujer y, por otro, nos ayuda a predecir la respuesta de los ovarios de la mujer a un proceso de estimulación ovárica.
Cuando hablamos de reserva ovárica nos referimos tanto a la cantidad de ovocitos que las mujeres tienen almacenados en el ovario y que se pueden seguir utilizando en los próximos años, como a la calidad de los mismos. Con el paso de los años, la reserva ovárica va disminuyendo y, por tanto, la AMH también desciende con la edad.
La medición de la AMH puede realizarse en cualquier momento del ciclo ya que sus niveles se mantienen estables. Esta prueba debe combinarse con el recuento de folículos antrales a través de ecografía transvaginal en el tercer día del ciclo y el análisis de estradiol y FSH.

Foto: Andrés Nieto Porras

Foto: Andrés Nieto Porras

Los especialistas en fertilidad están utilizando el análisis de los niveles de AMH desde hace algunos años y, por ello, aún no se han definido los valores de normalidad puesto que no todos los ensayos comerciales actuales proporcionan resultados equivalentes. Probablemente, la AMH no refleja la calidad del ovocito. Tener más óvulos en la recuperación de la FIV proporciona una oportunidad para que un mayor número de óvulos pueda fertilizar y convertirse en embriones pero más ovocitos no siempre significa más embriones. La calidad del óvulo juega un papel en la fertilización y el desarrollo de los embriones. El objetivo final es tener al menos un embrión sano para transferir de nuevo en el útero.

Desde Inebir queremos destacar que los resultados de estas pruebas no cuentan con una precisión del 100% y su interpretación debe hacerse en el conjunto de la historia clínica de cada paciente y en combinación con el resto de pruebas, pero sí nos aportan una información de mucha utilidad para decidir el tratamiento más adecuado para cada paciente. De esta forma, sabemos que aquellas mujeres que presenten unos niveles de AMH bajos necesitarán el suministro de una mayor dosis de hormonas durante su estimulación ovárica que aquellas que presenten niveles más elevados.

2 thoughts on “La hormona antimülleriana

  1. Hola Buenas tardes a todas, soy nueva en el foro, posiblemente me tenga que someter a un tratamiento de ovodonación, para las que ya lo habéis pasado, cuanto puede salir en total mas o menos, y que os ha ayudado a llevarlo mejor psicológicamente, por último una pregunta, me he quedado con varios medicamentos, con cajas prácticamente enteras, etc, por aquí se suele vender más barato esos medicamentos, o eso no se suele hacer, pq la verdad que creo que es un bien mutuo, yo cojo algo de dinero y a la otra persona le sale más barato, espero vuestra orientación chicas, muchas gracias a todos. Saludos y a seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *