Testimonio: Pacientes de Inebir que vienen desde lejos

Sonia y Chema son una pareja residente en Madrid que acudió a Inebir a realizarse un tratamiento de fertilidad. Hoy ya tienen a Marcos, que acaba de cumplir 6 meses de vida.

La primera vez que nos planteamos ir a una clínica fue hace tres años. Fue un paso que dimos con naturalidad porque ya teníamos una edad y sabíamos que no iba a ser fácil conseguir un embarazo, puesto que habíamos puesto nuestros medios, había pasado el tiempo y no llegaba el embarazo.

Foto: sabianmaggyLlegamos aquí por la recomendación de una cuñada, una amiga suya había conseguido un embarazo con éxito en la clínica, antes no habíamos oído hablar de Inebir.

Habíamos hecho dos intentos en Madrid en otra clínica, pues es donde residimos, y sólo conseguimos obtener uno y dos embriones respectivamente pero de muy poca calidad que no salieron adelante.

Decidimos hacer un último intento cuando oímos hablar del trabajo que hacíais vosotros.

Se me hizo un estudio de fertilidad y tras este, nos reunimos con el Dr. Navarro.

Lo que más nos gustó, desde el principio, es que tras el estudio riguroso se nos explicó con mucha claridad las opciones y los resultados y decidimos intentarlo con mis propios óvulos y el esperma de mi pareja. Hoy está aquí nuestro hijo, así que fue muy bien.

Además, veníamos de una experiencia un poco traumática, por cómo sucedió todo en los dos intentos previos fuera de Inebir, por lo que llegamos a la gestación con tranquilidad y sabiendo nuestras posibilidades. Lo vivimos mejor.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

Mis experiencias previas habían sido muy malas. La primera sobre todo, así que lo que destaco de Inebir la profesionalidad, el trato y sobre todo la claridad con la que se nos explicaron las opciones y las posibilidades. Aquí si me explicasteis a qué nos enfrentábamos y nos hicisteis partícipe de la decisión al 100% y también, conociendo estas opciones, fuimos mucho más tranquilos a enfrentarnos a todo el proceso.

¿Qué recomendáis a quien esté pensando dirigirse a una clínica de fertilidad?

Sé que es muy fácil decir que es importante mantener la calma, pero lo es y también por experiencia sé que es difícil conseguir estar tranquila en estos momentos.

Lo que recomiendo es que se informen muy bien y si pueden ontactar con alguien que haya sido tratada de forma directa por la clínica a la que deciden ir mucho mejor, aunque sea por un tercero como hicimos nosotros, con un caso real. Es mejor que informarse por otras vías porque así vas a tener una idea más concreta sobre el tipo de clínica que has elegido.

Y a las pacientes:

Que tengan tranquilidad y lo vivan con ilusión; pase lo que pase, y aunque sea duro, están intentando engendrar una vida, y eso ya en si es importante. Por último, creo es una experiencia para compartir, aunque sean personas que vengan solas a realizarse un tratamiento. Tener a alguien de apoyo y referencia ayuda mucho.

¿Recomendaríais Inebir en vuestro entorno?

Claro que sí. Además, el hecho de haber tenido experiencia con otra clínica anterior lo hace más evidente. La diferencia es abismal y por eso hemos hablado de Inebir y la hemos recomendado incluso antes de conseguir el embarazo, porque el trato recibido, la profesionalidad y la confianza que hemos encontrado aquí no la tuvimos en los dos casos anteriores, donde además nos costó mucho asimilar la situación y cómo sucedió todo.

Hoy tenemos a nuestro hijo aquí y seguiremos recomendando la Clínica y al equipo completo porque ha sido una experiencia realmente satisfactoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *