Mi historia

Imposible expresar con palabras lo que ha significado para mí. Fue el primer centro que visité, lo hice por cercanía a mi domicilio, y tras el primer encuentro con el Dr. Navarro supe que no visitaría ningún otro, no me equivoqué.

El Dr. Navarro te trata en sus consultas con un cuidado y delicadeza especial. Es una persona cariñosa, amable, respetuosa en todo momento, siempre intenta sacarte una sonrisa para que te sientas lo más relajada posible, sabe mejor que nadie por lo que tenemos que pasar. Siempre está ahí, tanto en horas de consulta como fuera de ellas, ¡Dios mío!, lo que tranquiliza saber esto.

Un día me dijo: “LO CONSEGUIREMOS”. Siempre confié en él, me dejé llevar por su entusiasmo y profesionalidad, por lo que jamás pensé en abandonar. Mientras me dijera que había posibilidades yo seguiría luchando, lo hice, y LO CONSEGUIMOS.

Todas vamos con la intención de conseguir nuestro sueño: SER MAMÁ, sin pensar o sin saber que para lograrlo hay que pasar por un proceso a veces largo y bastante duro, al menos en mi caso, tengo endometriosis y me tuve que someter a varias intervenciones, pero qué suerte la mía haber contado con este equipo para hacérmelo más fácil y llevadero.

Formado por los Doctores Navarro y Gutiérrez, el laboratorio, del que a veces nos olvidamos porque no tratamos directamente, las auxiliares de enfermería Amalia y Pili, MIS CHICAS de atención al paciente Ana, Claudia, Luisa y Patricia, y MIS ENFERMERAS con su interminable paciencia Ana, Carmen, Fátima, Paola, Reyes y Rocío. ¡Cuántas veces hemos llorado juntas!

Os llevaré siempre en mi corazón y os estaré eternamente agradecida por haber conseguido que una personita preciosa me diga: MAMÁ. Además de por la ayuda que siempre me habéis brindado, los ánimos, el apoyo y el hacerme sentir querida. No os podéis ni imaginar lo que habéis significado para mí.