Testimonio de una paciente de Inebir

Hoy queremos compartir con vosotros las palabras que una de nuestras pacientes nos ha hecho llegar a través de nuestro foro. Desde Inebir queremos dar las gracias a todos aquellos que tenéis la generosidad de compartir con nosotros el final de la historia. Cada vez que recibimos el testimonio de una paciente, todo nuestro equipo siente una gran satisfacción al saber que todo fue bien y que contribuimos a cumplir vuestro sueño. Sin duda, estas palabras, nos animan a seguir trabajando y mejorando día a día.

Foto: Alexis Cornellier

Foto: Alexis Cornellier

Después de 11 meses del nacimiento de mi Lucas, por fin puedo -emocionalmente y por tiempo- escribir y hablar del embarazo y nacimiento de mi hijo. Ha sido un camino difícil, en el viví varias FIV y dos operaciones, una de pecho y otra de las trompas. Por fin llegó la buena noticia de mi embarazo y con ella, las hemorragias y el temor a perderlo.
Pasaron los meses y empecé a vivir la tranquilidad y la estabilidad en mi embarazo, y con sólo 30 semanas Lucas decidió que estaba preparado para salir a este mundo. Ahora es un bebé precioso con unos hermosos ojos y largas pestañas para perderte en ellos. Se ha convertido en la luz de mi vida y, por eso, tenia la necesidad de dar las gracias a Inebir: al equipo administrativo y en especial a Rocío, a la que enseñaba mis ecografias y compartía con ella los momentos que estaba pasando; las enfermeras, María, que me llamo para darme la noticia de mi embarazo y se convirtió en un embarazo importante para ella, y todas las demás, a las que visité a diario y jamás, jamás, tuvieron una mala cara, una mala contestación aun cuando estaban en momentos de estrés, y siempre, siempre estaban dispuestas a escuchar. A las doctoras, que resolvieron todas mis dudas y comprendieron mis miedos; al doctor Gutiérrez, que abrió la clinica a las cinco de la mañana, tras una de mis hemorragias, sin poder hacer nada mas que acompañarme en un momento crítico; y, ante todo, mil gracias a mi doctor, Navarro, del que no tengo palabras para definir que clase de persona y médico es. Todo mi respeto, admiración y cariño para él. Aun me emociono al recordar todo aquello, pero es una emoción hermosa. De nuevo, y mil veces mas, Gracias.

One thought on “Testimonio de una paciente de Inebir

  1. Begoña

    Que cierto es que seréis siempre parte de nuestra vida. Yo lo digo siempre, Sevilla es para mi el lugar donde se cumplen los sueños. En el equipo de Inebir, encontré hadas madrinas y un mago!!!
    Miedo a perder, mucha ilusión y ganas de ganar!!!
    Juan y Jaime son mis hijos, unos niños preciosos que no hubiéramos podido tener sin vosotros… Sin la empatia, ni la complicidad de todos, sobre todo del Dr Navarro, y mi querida Rocio.
    Toda la vida no me bastará para daros las gracias.
    Y no fue un camino fácil… Pero con vosotros lo pareció!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

:1f642: 
:1f600: 
:1f641: 
:1f614: 
más...