Testimonio: endometriosis e infertilidad

Hoy compartimos con vosotros la historia de unos pacientes para los que el camino ha sido difícil y largo. Ellos han confiado durante tres años en el equipo de Inebir (anteriormente Bionac), sometiéndose a una intervención quirúrgica y varios tratamientos para luchar contra la endometriosis y la infertilidad paralelamente. Hoy, al mirar a sus bebés, sienten que todo su esfuerzo mereció la pena.

¿Por qué decidisteis acudir a Inebir?
Nos hablaron muy bien del Doctor Navarro y de Inebir (por entonces Bionac). Para la endometriosis seguro que no hay nadie mejor en Sevilla, la pena es no haberlo conocido antes.

¿Qué sentisteis al salir de vuestra primera visita? ¿Se resolvieron vuestras dudas?
Cuando salimos de nuestra primera cita con el Doctor Navarro sabíamos que estábamos en el lugar adecuado. Nuestra experiencia anterior en otra clínica (y mi amplia experiencia con otros ginecólogos a los que acudía buscando solución a mi endometriosis) nos permite hablar con conocimiento. El Doctor Navarro evidentemente contestó a todas nuestras preguntas. Recuerdo que enumeró todos mis síntomas sin necesidad de que yo dijera nada y, recuerdo también, como nos dijo que sería un camino difícil pero que íbamos a lograrlo. También recuerdo que salí extrañada por el amplio reconocimiento que me hizo y por la cantidad de pruebas que nos mandó (supongo que esto debería ser lo normal pero en nuestro caso no había sido así antes). Creo que estuvimos como hora y media o más en la consulta, no creo que haya muchos sitios donde “se paren” tanto tiempo contigo.

Foto: Larry Jacobsen

Foto: Larry Jacobsen

¿Cómo fue el tratamiento? ¿Cómo afrontasteis este largo proceso?
¡Los tratamientos! No puedo hablar de un sólo tratamiento, ¡tres años dan para mucho! Y es que lo nuestro sí que fue un camino largo. Han sido años difíciles, es complicado explicarlo: la medicación, los pinchazos, el estar pendiente durante meses del reloj, el no programar nada con antelación (ni vacaciones, ni fines de semana…), las explicaciones en el trabajo… La ilusión del primer intento, las cancelaciones, la operación, la tristeza más absoluta tras un aborto, el miedo y a la vez la esperanza al comenzar otra vez…
Ha sido duro pero los dos teníamos claro que llegaríamos hasta el final, que mientras el Doctor Navarro nos dijera que había posibilidades seguiríamos intentándolo. Y él siempre nos decía que íbamos a lograr llega al parto ¡y así ha sido!.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con todo el equipo de Inebir?
Estupenda, como ya dije más arriba, veníamos de otra clínica y os puedo asegurar que el trato no tiene nada que ver.
Todos los doctores, las enfermeras, las chicas de recepción, todos sois estupendos. Siempre con una sonrisa y con una palabra de ánimo. Recuerdo las llamadas para darme los positivos, ¡os puedo asegurar que las enfermeras que me llamaron se alegraron casi tanto como yo!

Imagino que ahora, al ver a los pequeños, todo el esfuerzo mereció la pena. ¿Qué consejos le daríais a las mujeres que estén pensando en acudir a una clínica de fertilidad?
Sí, al ver la cara de mis niños os puedo asegurar que todo el esfuerzo mereció la pena. Y si puedo dar algún consejo es que se informen bien antes de elegir una clínica. Yo me arrepiento enormemente del tiempo y el dinero que perdí por no haberme informado bien al principio. Y por supuesto recomendaría Inebir porque no creo que haya otro sitio donde te sientas tan bien tratada como este.

¿Y a las pacientes que estén actualmente en tratamiento?
Les diría que se puede conseguir. Cuando estás en ello hay veces que te desanimas, te puede la negatividad y piensas que nunca vas a ser madre. Pero hay que vencer esos miedos porque se consigue y aunque parezca mentira todo lo malo por lo que hay que pasar se olvida y además, también se sacan muchas cosas buenas de todo esto como el haberos conocido. ¡Ánimo a todas!

One thought on “Testimonio: endometriosis e infertilidad

  1. Gracia Maria Roldan Martin

    Yo pase lo mismo parece mi historia nosotros tardamos cinco años en conseguirlo la primera clínica que estuvimos fue de locura y gracias que llegamos á las manos del doctor Navarro después de tres operaciones y muchos tratamientos suspendidos y muchas pruebas llegamos á ello y hoy tienen casi trece años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *