Pacientes de Inebir que comparten su experiencia

Hoy compartimos con vosotros el testimonio de unos pacientes que llegaron a Inebir tras cuatro inseminaciones artificiales en la Seguridad Social y confiaron plenamente en nuestro equipo para conseguir su sueño. Con ellos hemos vivido la ilusión y las ganas del comienzo, el desconsuelo tras una mala noticia, la recuperación y la decisión de empezar de nuevo, las lágrimas de alegría tras un resultado positivo, la preocupación tras un manchado… Hoy nos cuentan su experiencia con la mayor de las sonrisas. Ahora ya son tres, y el resultado de tanto esfuerzo se llama Iván.

Ante todo, GRACIAS.
Esta historia comienza tras un duro camino lleno de altibajos, de momentos duros y otros aun peor, pero todo camino difícil tiene una recompensa, y la mía se llama IVÁN.
Decidimos acudir a Inebir gracias a unos familiares que habían acudido antes y conocíamos su caso.
Nuestra primera visita fue con el doctor Gutiérrez.
Al principio los nervios se apoderaron de nosotros al escuchar Fecundacion In Vitro, hormonas, punción… Un mar de dudas nos pasaba por la mente y sentíamos que un proceso duro, largo y difícil se nos venía encima. Todas esas dudas se fueron resolviendo gracias a todo el equipo de Inebir.
pieNosotros nos habíamos realizado 4 inseminaciones en la seguridad social y nos pasaron a la interminable lista de espera para FIV, la cual no estábamos dispuestos a esperar. El doctor Gutiérrez nos propuso comenzar una FIV e iniciamos nuestra historia con Inebir.
Comenzamos con muchas ganas e ilusión, el tratamiento fue bien; yo no noté nada de hinchazón, cambios hormonales… Nada, fue todo de lujo.
Tras el tratamiento llegó lo peor, la llamada «betaespera». Los nervios se apoderaron de mi tras escucha “beta positiva pero bajita”. De pronto, sentí un choque de emociones. No sabía si alegrarme o preocuparme. La enfermera fue clara y se lo agradecí mil veces: “Sé consciente de que es positiva, pero es un valor bajo, así que mantén los pies en el suelo”. ¡Pero cómo no alegrarme ante mi primera beta positiva!
A los pocos días de repetirla, y tras haberse multiplicado, la beta bajó. Mi alegria duró poco…
Al cabo de unos meses volvimos a la clínica. ¡Y bendita la hora en que volvimos!
Allí nos recibió el doctor Navarro; ese día fue uno de los mas importantes de mi vida. Tras hablar un rato con nosotros me dijo una frase que jamás olvidaré: “no dudes que vamos a conseguir que seas mamá”.
Despues de estudiar mi caso, caso dificil tras mis multiples cirugías, el doctor Navarro nos citó y nos propuso comenzar una FIV con vitrificación de embriones para posteriormente implantarlos en otro ciclo; aceptamos sin dudarlo puesto que teníamos confianza ciega en el doctor Navarro.
Comenzamos el tratamiento llenos de ilusión nuevamente, y por fin llegó esa llamada: “Beta súper positiva”. Y en ese preciso instante, nuestras vidas cambiaron para siempre.
A las pocas semanas, de nuevo, un susto llegó. De pronto comencé a sangrar y mi mundo de alegría se derrumbó ya que pensaba que lo peor iba a ocurrir, pero nada más llamar a la Clinica todos se volcaron en mí, y se comprobó que era un hematoma y que el embrión estaba perfectamente. Ese día oímos el sonido más bonito del mundo, oímos el latido de mi pequeño. El equipo de Inebir estuvo siempre a mi lado hasta comprobar que el hematoma había desaparecido.
Mi embarazo siguió fenomenal, no tuve ningún síntoma de embarazo y todo transcurrió de maravilla.
Nuestra experiencia ha sido favorable 100%. Recomiendo a Inebir por donde quiera que voy porque nos habéis tratado de maravilla y nos hicisteis sentir como en casa.
Al ver a mi niño, siento que los milagros existen y el mío lo habéis conseguido vosotros.
Mi consejo, para todas aquellas pacientes que estén actualemente en tratamiento o que acaben de recibir una mala noticia, es que nunca debemos tirar la toalla y que por muchos obstáculos que encontremos nunca debemos perder la ilusión y las ganas. Cada pinchazo es un paso más para conseguir nuestro objetivo y, tras mi experiencia, creo que no debemos elegir una clinica por el coste del tratamiento, sino por el trato que nos brinden. Yo solo sé que acerté con vosotros.
Mil gracias al doctor Navarro por su empeño y por las ganas que puso en mi caso, gracias al doctor Gutiérrez por su sensibilidad conmigo. Gracias a Magda, Rocio, Ana… A las chicas de recepción: Ana, Rocío, Leti, María… Y, en definitiva, muchas gracias INEBIR.

One thought on “Pacientes de Inebir que comparten su experiencia

  1. Dm

    El mejor especialista ,honesto y eficaz de las tecnicas d reproducción asistida de España se encuentra en Sevilla,en Inebir. Tras conocer más de una década de su trayectoria impecable y luchadora de la vida y la ética,lo conocimos . Consiguió darnos una felicidad infinita y traer a la vida un bebé deseado ,anhelado y querido como el q más y como debieran ser todos.Porque el ser viene a la vida no necesita mas q un gran objetivo llegar y ser plenamente y conscientemente querido.Un equipo maravilloso desde Ana Fátima y Bea hasta Concepción .No hay un equipo mejor .Eternamente gracias.Doctor es el mejor y además un ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

:1f642: 
:1f600: 
:1f641: 
:1f614: 
más...