Testimonio: pacientes que vienen desde Rusia a Inebir

Hoy compartimos con vosotros el testimonio de EKaterina, que no dudó en recorrer más de 4.500 kilométros para ponerse en manos de nuestro equipo. Estos pacientes viajaron desde Moscú hasta Sevilla para conocernos, y decidieron compaginar su vida en la capital de Rusia con el tratamiento en la capital andaluza. Ahora, con sus dos pequeñas de casi 9 meses, sienten que todos los viajes merecieron la pena.

1. ¿Por qué decidisteis venir a Inebir?
Un amigo mío que vive en España, se sometió a un tratamiento de reproducción asistida en vuestra clínica y tuvo un resultado positivo en el primer intento, por ello me recomendó Inebir, y al Dr. Navarro en particular.

2. ¿Cuál fue vuestra primera impresión al llegar a nuestro centro?
Yo vine a una primera visita sola, sin mi marido, para hablar con el médico y decidir sobre el protocolo y los aspectos prácticos. Desde el primer minuto de nuestra conversación tuve confianza en el Dr.Navarro, creí en su profesionalidad y tremenda experiencia. El personal de Inebir fue muy amable y servicial gestionando todo lo necesario para nuestra visita. Así que, la primera impresión, fue absolutamente positiva.

Foto de Donnie Ray Jones

Foto de Donnie Ray Jones

3. ¿Cómo llevasteis el tratamiento?
Realmente tuvimos 2 intentos de FIV. La primera vez no conseguimos embarazo, y me hiperestimulé. Mirando hacia atrás, veo este intento de forma positiva, la primera FIV dio una gran cantidad de información al Dr. Navarro y le ayudó a elegir la mejor metodología para el segundo intento.
Durante mi siguiente visita, el año después del primer intento, el Dr. Navarro optó por el protocolo de estimulación sin fertilización. Todos mis ovocitos fueron vitrificados. Posteriormente, viajé a España con mi marido y los ovocitos fueron fertilizados y transferidos. Durante los 3 tratamientos me sentí segura y confié completamente tanto en el doctor como en el protocolo y la medicación, que fue cambiando diariamente después de la ecografía y la prueba de sangre. No tuve ningún efecto secundario. Y, lo más importante para mí, siempre que tenía alguna duda podía consultarlo y el médico me lo explicaba todo.

4. ¿Cómo fue el embarazo?
Durante el embarazo me sentí bien. Sin embargo, debido a un sangrado ocasional tuve que tomar progesterona durante todo el embarazo, que duró 34 semanas. También tuve riesgo de padecer diabetes así que después de una determinado momento del embarazo tuve que mantener una dieta sin azúcar.

5. ¿Qué recomendarías a otros pacientes que estén pensando acudir a una clínica de fertilidad o estén sometiéndose a un tratamiento?
Les aconsejaría que confíen siempre en que el tratamiento va a salir bien y en su médico. Durante el tratamiento es importante tratar de mantener emociones positivas: tomar vacaciones, ir a la playa, disfrutar de la comida que te gusta, escuchar la música agradable, etc.
Es muy raro que la FIV termine en embarazo desde el primer intento, ya que cada protocolo necesita ser ajustado a cada persona individualmente y, por ello, se “precisa” tiempo. Así que no se enfade si no se queda embarazada en el primer tratamiento. Tómese su tiempo, piénselo y vuelva al médico cuando esté física y mentalmente preparada para otro intento.
El personal de Inebir es muy profesional y competente. Ojalá podamos visitarles pronto y presentarles a nuestras dos pequeñas.

Cada vez son más los pacientes que viajan desde otros países para realizar un tratamiento de reproducción asistida en nuestra clínica. En Inebir contamos con un Departamento de Internacional que se encarga de facilitar la coordinación de los diferentes viajes y estancias en Sevilla. Además, los pacientes extranjeros cuentan con un doctor y una enfermera de referencia con los que mantienen continúo contacto y en los que pueden apoyarse para cualquier duda que les surja durante el tratamiento ya sea presencialmente o mediante teléfono o videoconferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *