«No os rindáis, seguid luchando por vuestro sueño»

Cuánta generosidad hay detrás de cada testimonio y cómo nos alegra recibir este tipo de correos. Compartimos con vosotros la experiencia de nuestros pacientes:

Quería que compartieras mi experiencia con aquellas mujeres que desean, sueñan y luchan con todo su ser por dar vida, por ser madres. Algo tan fácil para la mayoría de las mujeres y tan complicado para otras como yo…
Después de cinco largos años, más de siete tratamientos, dos abortos y una gran depresión, me hablaron del Doctor Navarro (Doctor Milagro), cuando ya estábamos pensando tirar la toalla.
No me rindo fácilmente y eran tan grande las ganas de sentir la vida en mi, que pedimos cita con el Doctor.

El Dr. Navarro fue claro en todo momento: era complicado pero no imposible. Y eso era justo lo que necesitábamos escuchar. Lo intentamos una vez más pero, no obstante, no salió bien. Y volví a sentirme hundida de nuevo. Me sentía tan impotente, esta vez habíamos puesto tantas esperanzas…. Le escribí al Doctor una carta describiendo cómo me sentía y, enseguida, me contestó personalmente. Volvimos una vez más a su consulta. La desesperación (casi resignación) era absoluta.Sin embargo, fueron tan contundentes, tan claras sus palabras, que salimos de allí con mucha ilusión y fé en él de nuevo, y decididos a volver a intentarlo: «Si fuera imposible, os lo diría claramente. Pero no es así, y voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que tengas a tu niño en brazos».
Hoy, doy las gracias por sus palabras y comprensión, porque si no hubiera sido por ello, no seriamos padres de Ian y Zoe, que acaban de cumplir 3 meses.

Jamás podré agradeceros la ayuda para cumplir nuestro gran sueño: ser padres.  Por fin puedo decir ¡soy madre! Habéis hecho realidad lo más importante para mí en esta vida.

A todas aquellas mujeres que, como yo hacía, leáis las historias de las demás cuando estéis desanimadas, NO OS RINDÁIS. Seguid luchando por vuestro sueño. Puedo deciros que  el «Doctor Milagro» hace honor a su apodo.

Un beso enorme  y espero que lo consigáis como nosotros.

Si has sido paciente de nuestro centro y te gustaría ayudar a otros pacientes compartiendo tu experiencia en Inebir, escríbenos un email con tu testimonio a comunicacion@inebir.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *