Endometriosis y cáncer

En los últimos años ha aumentado la preocupación entre las mujeres con endometriosis sobre su riesgo de desarrollar cáncer, en particular, cáncer de ovario. ¿Tienen las mujeres con endometriosis mayor riesgo de desarrollar cáncer en comparación con las mujeres sin endometriosis?

Al contrario de lo que mucha gente piensa, la endometriosis no es una enfermedad exclusivamente ginecológica. De hecho, a pesar de tener una naturaleza benigna, puede llegar a comportarse como un tumor de bajo grado. En palabras del Dr. Navarro, “La endometriosis tiene capacidad para hacer metástasis como un tumor, es decir, esta célula es capaz de viajar y crecer en cualquier sitio, infiltrándose en los tejidos hasta llegar a dañarlos”.

Foto: Ragnhildur Guðrún

Aunque se han realizado numerosos estudios de investigación para establecer o descartar un vínculo entre endometriosis y el riesgo posterior de desarrollar cáncer, la mayoría de ellos no ofrecen datos fiables ya sea por el número de la muestra estudiada, la falta de información de los subtipos de cáncer o de las características y síntomas de la endometriosis, ausencia de datos de demografía, estilo de vida o tratamientos médicos, etc.

La asociación entre endometriosis y cáncer es compleja y, a pesar de que cada vez estamos consiguiendo obtener más datos, estos estudios deben seguir evolucionando.

Actualmente sabemos que todas las mujeres están en riesgo de desarrollar cáncer y que, al menos, una de cada diez mujeres tiene endometriosis.

Si nos centramos en el cáncer que más se ha asociado con la endometriosis, el cáncer de ovario, el 1,3% de la población femenina total desarrollará cáncer de ovario a lo largo de su vida. Si analizamos el riesgo de este tipo de cáncer en la población con endometriosis, el porcentaje se eleva al 1,8%.

¿Este aumento del riesgo se debe a la endometriosis? Los estudios más recientes sugieren que no es la endometriosis, como enfermedad, la responsable de este aumento de los casos sino que los mismos factores (características biológicas, estilo de vida, etc.) que hacen que una mujer sea propensa a desarrollar endometriosis, la hacen también más proclive a desarrollar cáncer de ovario.

La revista médica The Lancet publicaba recientemente datos sobre endometriosis y destacaba que, como población femenina general, el riesgo de cáncer de mama (12%), pulmón (6%) e intestino (4%) es aún mayor que el riesgo de desarrollar cáncer de ovario.

Por tanto, ¿deben estar asustadas las mujeres con endometriosis? La respuesta es no. De hecho, los subtipos de cáncer de ovario que se asocian con la endometriosis (endometrioide y células claras) se suelen detectar en etapas tempranas y ofrecen un pronóstico mejor que otros tipos de cáncer de ovario.

Desde Inebir recomendamos que las mujeres con endometriosis acudan a unidades especializadas de endometriosis cada 6 meses para controlar la evolución de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *